Tips Para Enseñar a Tu Hijo a Tolerar la Frustración

La frustración es una vivencia emocional que se presenta cuando un deseo, un proyecto, una ilusión o una necesidad no se llega a satisfacer o a cumplir.


Como bien sabemos, la frustración es una vivencia emocional que se presenta cuando un proyecto, un deseo o una ilusión no se llega a satisfacer o a cumplir y, sin duda, tener este tipo de sentimientos es parte de la vida. Una de las cosas más importantes para el futuro y la felicidad de los hijos es que sean capaces de reaccionar ante sus desilusiones y que sean tolerantes a su propia frustración. La clave para tolerar este sentimiento es aceptar las cosas que no siempre salen como a uno le gustaría y controlar todo ese enfado para transformarlo en esfuerzo y seguir adelante. ¿Te gustaría que tus pequeños aprendieran a ser tolerantes? Hoy te enseñaré algunos tips que te serán de gran utilidad para enseñar a los niños a  tolerar la frustración.


1. Enséñale a tu pequeño que hay momentos en los cuales debe esperar.
Puedes hacer pequeñas cosas rutinarias para enseñar al niño a ser paciente. Puedes hacerle esperar en situaciones cotidianas, como no acudir inmediatamente si te llama o puedes hacerle esperar en la mesa unos minutos antes, hasta que la comida esté lista. Aumenta el tiempo de espera a medida que el niño crezca, y de esta manera le inculcarás que, en la vida, la paciencia es una gran virtud.


2. Debes darle ejemplo.
Recuerda que el adulto es el modelo que el niño sigue. Si los padres actúan de manera negativa en situaciones de frustración o se dejan llevar por el enfado y la ira, los niños copiarán su conducta. Es importante transformar la rabia en esfuerzo por conseguir lo que desean.


3. No razonar cuando el niño está enfadado.
Si el niño llora y tiene una pataleta, los padres tienen que aplicar lo que llaman los psicólogos ‘extinción’, es decir, el niño tiene que ver que no logra su objetivo con esa actitud. No hagas caso al niño cuando tiene esta conducta. En vez de eso, hazlo cuando ya esté calmado. Explícale cuando esté calmado que esa es una actitud inapropiada, que actuando de esa manera no logrará conseguir lo que desea.


Aunque no lo creas, es muy importante que le enseñes desde pequeño a ser tolerante porque un niño con poca tolerancia, suele preferir jugar solo para no tener una negativa de los demás, Le cuesta esperar su turno porque quiere todo de inmediato, con frecuencia no acepta la voluntad e iniciativa de otros y tiene dificultades para participar en el juego grupal, ya que al no obtener lo que desea, frecuentemente reacciona de manera impulsiva y agrede a los demás por no complacerlo. Hoy día, existen instituciones educativas como Kinder My Garden, que contribuyen con  la enseñanza de valores. Si te gustaría conocer más sobre esta institución, te recomiendo seguir sus redes sociales.
Aprender a tolerar la frustración desde pequeños permite que los niños puedan enfrentarse de forma positiva a las distintas situaciones que se les presentarán en la vida.


Instagram: kindermygarden

Add your thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *