¿Sabes cómo ser un superhéroe para tu hijo?


Usa este conocimiento para saber cómo actuar cuando se trata de guiar a tu hijo con el ejemplo.


Para ser un superhéroe para tus hijos, es necesario que seas un modelo de conducta a seguir, digno de admiración. Debido a la presencia diaria y a la interacción con tus hijos, serás su ejemplo a seguir para su desarrollo. Les ayudarás a aprender diferentes habilidades para poder desenvolverse en la vida diaria. Además, es importante que actúes en la vida como deseas que tu hijo actúe el día de mañana. ¡Los niños se fijan en todo!

Recomendaciones para ser un superhéroe para tu hijo:

  • Para que tu hijo no se comunique a gritos: no le grites.
  • Si te gustaría que en un futuro sea un adolescente que tome sus propias decisiones: intégralo en la toma de decisiones de tu hogar y toma las tuyas con decisión.
  • Si no quieres que te pegue a ti y/o a los demás: no utilices la violencia.
  • Si anhelas que tu hijo confíe en ti en todas las situaciones de su vida: confía en él.
  • No pretendes que te insulte ni a ti ni a nadie: no le insultes nunca.
  • Para que tu hijo te bese y te abrace, aunque los años pasen: bésalo y abrázalo cada día.
  • Te entristecería que se ría de los demás: no te rías tú de él.
  • Para que tu hijo sepa disfrutar de la vida: disfruta de la vida con él, en todo momento.
  • Si no deseas que sea una persona llena de miedos: no le eduques mediante miedos y amenazas.
  • Pretendes que tu hijo sea sincero: no le mientas en ninguna situación.
  • No quieres que haga juicios de valor a las personas: no le juzgues.
  • Deseas que tu hijo te comprenda y empatice con los demás: sé empático con él, ponte en su lugar.
  • No quieres que tu hijo etiquete a las personas: no le etiquetes tú.
  • No te gustaría que tu hijo chantajeara ni coaccionara a los demás: no le chantajees bajo ningún concepto.
  • Si no quieres que tu hijo te castigue: no utilices el castigo en su educación.
  • Nunca quisieras que tu hijo obligase a alguien a hacer lo que no quiere: jamás le obligues tú.
  • No deseas que te compare con la madre de su amigo, pensando que es mejor: no le compares nunca.
  • Quieres que tu hijo sea feliz: sé feliz y hazlo con él.


Ten siempre presente que los padres son una referencia absoluta para los niños y todo lo que hagan o digan, lo harán, porque lo han aprendido en casa. Son un modelo a seguir. Por eso los expertos en familia aseguran que los progenitores no se pueden gritar, porque sus hijos gritan cuando los padres también lo hacen.


Si tienes alguna duda o necesitas alguna recomendación sobre la educación de tu pequeño, te animamos a que nos contactes, estaremos encantados de atenderte. En Kinder My Garden, nos dedicamos a promover el aprendizaje integral de los consentidos de la casa.
Transfórmate en una figura que genere impacto en el resto de su vida con una actitud positiva.


Instagram: kindermygarden

Add your thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *