Mi hijo no sabe perder: ¿qué hacer?

Debes enseñar a tu hijo desde pequeñito a que, en la vida, no siempre se gana ni se consigue lo que se desea, sobre todo cuando juega con otros niños.

La mayoría de los niños son pequeños líderes, por lo que les gusta decidir a qué se juega, cómo y con quién. El problema surge cuando no consiguen lo que quieren y no dudan en patalear, llorar o llamar a mamá para que les ayude. Es muy común que  los niños siempre quieran ganar en todos los juegos, pero, en ocasiones, cuando no ganan, pueden responder con comportamientos inadecuados, como la agresividad, el enfado, etc. ¿Qué podemos hacer los padres en estas situaciones? En este artículo te voy a ofrecer algunos consejos para abordar este comportamiento en familia.


Cuando un padre dice que su hijo no sabe perder, suele referirse a que su hijo se siente muy frustrado cuando pierde, normalmente en el contexto de un juego o deporte. Cuando esto sucede el niño se siente frustrado y sufre de manera desmedida, abandonando el juego antes de terminar o, incluso, llorando, enfadándose o reaccionando de forma agresiva.


Para minimizar la frustración durante cualquier tipo de actividad competitiva, los niños deben entender que perder no significa que haya pasado algo malo. Debemos enseñarles que el perder también implica un proceso de aprendizaje para que la próxima vez se pueda hacer todo mejor. Es un poco como cuando las personas adultas nos equivocamos: siempre aprendemos algo nuevo.


Te aconsejamos seguir estas recomendaciones para enseñar a tu hijo que en la vida a veces se pierde y que debemos afrontarlo de la mejor manera:


  • No le evites la frustración: de esta forma, poco a poco, aprenderá a no dejarse sobrepasar por el sentimiento de frustración, a manejar mejor sus sentimientos, como algo normal y natural, y a hacerles frente.
  • Deja que gane de vez en cuando: así experimentará ambos sentimientos, tanto los positivos como los negativos.
  • Sé un ejemplo: cuando compitamos debemos mostrar una actitud deportiva, tanto si ganamos como perdemos.
  • Pon límites a su enfado: explícale que hoy ha perdido, pero que otro día ganará y que si está enfadado no podrá disfrutar de otras actividades. Si le ayudamos a cortar su enfado, le estamos enseñando a gestionar su frustración y a autocontrolarse.
  • Hazle ver los beneficios de participar: habla con él y emplea el sentido del humor cuando juegues con ellos. Ríete cuando te equivoques y pierdas. Enséñale que el objetivo es disfrutar.
  • Refuerza que cuando pierda que no debe enfadarse.
  • Enséñale a manejar la derrota: transmítele la idea de que perder no es algo negativo.
  • Educa en la perseverancia: en todo momento, enséñale que la derrota no debe llevarnos al abandono. Que se gana más cuando somos perseverantes y seguimos esforzándonos para vencer en la próxima ocasión. Es fundamental que vean que si no alcanzamos una meta, esto no quiere decir que sea imposible lograrla.
  • Muéstrale que un fracaso o una derrota no es algo netamente negativo: que es una oportunidad de mejorar, porque existe la posibilidad de cambiar y aprender.


Ten siempre presente que si tu hijo siente empatía, comprensión y apoyo después de haber perdido, nunca le afectará para mal. Además, no olvides que es muy importante que, como padre o madre, enseñes con el ejemplo. Si alguna vez pierdes en algo, es esencial que él vea que no ocurre absolutamente nada malo en ti, que lo utilizas para aprender y que no muestras actitudes negativas.


Si quieres conocer otros útiles consejos, te recomendamos visitar con frecuencia nuestro blog y nuestras redes sociales. En Kinder My Garden nos preocupamos por el bienestar de los consentidos de la casa. Infórmate sobre esta maravillosa institución donde tus hijos pueden aprender el idioma inglés desde muy temprana edad. ¡Contáctanos!

Si tu hijo siente empatía, comprensión y apoyo después de haber perdido, esta experiencia no le afectará de forma negativa.


Instagram: kindermygarden

Add your thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *