Ideas para motivar a los niños a hacer la tarea

Escucha a tus hijos: sus preocupaciones académicas, la dificultad que tienen para hacer algunas cosas, lo fácil que les resulta otras. Guíalo y ayúdalo a calmar sus preocupaciones.

Seguramente estás de acuerdo en que lograr que los niños se esfuercen, se concentren, aprendan y alcancen sus objetivos en los estudios no es una tarea nada fácil. Para que los niños tengan éxito en los estudios es necesario que estén motivados, que adquieran conocimientos de manera gradual y que sepan dominar hábitos de trabajo y estudio.


Sacar buenas notas no se trata de tener suerte en los exámenes, es cuestión de esfuerzo y disciplina. Con que los niños asimilen algunas pautas de organización y técnicas elementales de estudio, las buenas notas surgirán de manera natural y sencilla. Hoy te daré a conocer algunas ideas para motivar a los niños a hacer sus tareas.


  1. Evita comparaciones con sus compañeros, hermanos o familiares. Así conseguiremos que el aprendizaje sea un reto personal, de su agrado, y no una competencia con los demás.


  1. Reconoce el esfuerzo o la necesidad de esforzarse que invierte en alcanzar sus propósitos. Las recompensas materiales no están mal al principio, aunque deberían ser sustituidas más bien por las recompensas sociales, como, por ejemplo, el elogio por el trabajo bien hecho.


  1. Habla con tu hijo sobre lo que hace en el colegio. Escucha sus preocupaciones académicas, cómo es la relación con sus profesores, la dificultad que le suponen algunas cosas o la facilidad de otras, y ayúdalo. Tú puedes orientarlo para  que resuelva cualquier problema en la escuela.


  1. Ofrécele tu ayuda si la necesita. No resuelvas la tarea por él. La mejor forma en la que puedes ayudarlo es explicándole si tiene alguna duda y dándole herramientas  para que la resuelva por sí mismo. Si no sabes cómo explicarle, el profesor es la persona indicada para resolver sus dudas. ¡Aconséjale que pregunte!


  1. El espacio para el estudio es un elemento esencial que influirá en la cantidad y calidad del aprendizaje. Busca un sitio espacioso, con luz natural, con material suficiente para que no tenga que levantarse y sin distracciones (como los juguetes, el teléfono, la televisión, ventanas, etc.). Otra cosa importante es tratar que el horario para hacer las tareas sea siempre el mismo.


Por último, recuerda ser positivo cuando tu hijo trabaje en su tarea. Evita usar críticas o castigos para obligarlo a hacerlas, ya que estos métodos tendrán un efecto negativo a largo plazo. Si deseas que tu hijo se enfrente a sus obstáculos personales, haz que se sienta seguro de sus habilidades y que esté orgulloso de sus logros. ¿Quisieras obtener más consejos sobre la educación de tu pequeño? ¡Te recomendamos seguir las redes sociales de Kinder My Garden!
Muchas veces, los más pequeños no reciben la motivación necesaria para estimular al máximo su potencial de aprendizaje.



Instagram: kindermygarden

Add your thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *