¿Cómo evitar el estrés en los niños?

El estrés en los niños puede manifestarse por un cambio de casa, problemas familiares o escolares. Debemos estar muy atentos a los cambios que presentan nuestros hijos, ya que pueden existir multiples factores que favorezcan el estrés infantil




¿Sabías que cuando el estrés es continuo o particularmente intenso, tiene repercusiones tanto en la psiquis como en el cuerpo de tu hijo? Los eventos estresantes repentinos podrían acelerar su respiración y sus latidos. Además de contraer sus vasos sanguíneos, también aumentaría la presión arterial y la tensión muscular y, tal vez, le haría sentir malestar en el estómago y dolores de cabeza.


A medida que persiste el estrés, tu hijo podría ser más susceptible a sufrir de fatiga, pesadillas, bruxismo (rechinar los dientes), insomnio, depresión e irle mal en la escuela. Sin embargo, todos los niños pueden aprender a manejar el estrés si sienten que tienen la capacidad y el apoyo emocional de su familia y amigos. Puedes ayudar a tu pequeño a prevenir o superar el estrés enseñándole nuevas estrategias para manejar las situaciones que se lo producen.

Señales que indican que tu hijo puede estar experimentando estrés

  1. Dolor de cabeza.
  2. Resfriados frecuentes.
  3. Dolor de cuello.
  4. Irritabilidad creciente.
  5. Tristeza.
  6. Pánico o enojo.
  7. Estar más inquieto de lo normal.
  8. Problemas para relajarse o dormir.
  9. Letargo o somnolencia.
  10. Exceso de energía.
  11. Hábitos nerviosos: comer uñas, chupar dedo, etc.
  12. Problemas con sus compañeros.

Estrategias para que los niños controlen el estrés

  • Anímalo a expresar sus temores o preocupaciones. Escúchalo con atención, sin críticas. Intenta ponerte en su lugar, comprendiendo que lo que para ti puede carecer de importancia, para él puede ser vital.
  • Anticípate a las situaciones que pueden producirle estrés a tu hijo. Mantenlo informado de posibles cambios (de colegio, de casa, de trabajo de uno de los padres, de situación familiar, etc.).
  • Actúa como modelo de reacciones positivas ante situaciones estresantes, el niño puede aprender a enfrentarse a las demandas observando las actitudes de los adultos. También puedes señalarle cómo actúan otros niños de su edad, ten precaución y tacto al hacerlo para que no se sienta comparado.
  • Enséñale a administrar su tiempo y realiza junto a él un horario realista. Guía a tu hijo para que no se sienta desbordado por el exceso de actividades y obligaciones. Procura que todos los días le quede tiempo para el ocio y la relajación.
  • Cuando haya exceso de demanda, aprovecha para enseñarlo a establecer prioridades, a tomar decisiones, a solucionar los problemas y a desglosar las tareas en pequeños pasos para poder percibirlas como alcanzables. Esto lo ayudará a centrarse en lo que ha avanzado más que en lo que le queda por hacer.


Si tienes alguna duda o necesitas alguna recomendación sobre la educación de tu pequeño, te animamos a que nos contactes, estaremos encantados de atenderte. En Kinder My Garden, nos dedicamos a promover el aprendizaje integral de los consentidos de la casa.
Para combatir el estrés en los niños es importante brindarles una buena alimentación, fomentarlos a hacer ejercicio y actividades recreativas, además de inspirarles confianza, sobre todo a la hora de expresar sus sentimientos



Instagram: kindermygarden

Add your thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *