3 Consejos Para Trabajar la Empatía en Los Niños

La empatía es la base para la comunicación y convivencia de las personas. 



Como bien sabemos, la empatía es la base para la comunicación y convivencia de las personas. ¿Pero sabías que para que una persona adulta pueda ser una persona empática, es necesario que lo haya trabajado desde la infancia? Por lo que resulta muy importante que los niños pequeños tengan la oportunidad de entender y practicar la empatía, aunque puede ser una habilidad complicada para los niños pequeños debido a que están en una etapa del desarrollo conocida como Etapa Preoperacional. Esta es una etapa de egocentrismo de la primera infancia, (de los 2 a los 7 años), lo que implica la dificultad para adoptar puntos de vista ajenos. Aunque aún no han alcanzado la suficiente madurez para ponerse en el lugar del otro,   esto no quiere decir que no debamos trabajar su desarrollo.


1. Déjale que experimente diferentes emociones
En ocasiones, cuando un niño se siente triste, enfadado o decepcionado, los padres van corriendo a solucionar el problema. Sin embargo, no es lo correcto. Deben tener en cuenta que estos sentimientos son parte de la vida y los niños deben aprender a lidiar con ellos. Gracias a estos sentimientos serán capaces también de trabajar la empatía y entender mejor cómo se sienten los demás en determinados momentos. Poner nombre a las emociones difíciles y hablar de ellas, ayuda a los niños a poder manejar mejor estas emociones.


2. Sé un buen modelo de empatía


Los niños desarrollarán las cualidades viendo a los demás y experimentando cómo los demás tienen empatía hacia ellos. Si los niños ven que se trata a los demás como personas importantes, serán más propensos a emular estos actos de bondad y compasión. También es importante respetar la personalidad de los niños, lo cual hará que se sientan valorados y queridos, lo que es fundamental para poder trabajar la empatía. Los niños que se sienten valorados serán más propensos a valorar a los demás y a mostrar respeto por las necesidades de otros.  


3. Proporciona oportunidades para practicar la empatía


La empatía requiere de práctica para integrarlo en la personalidad. Para ello, es necesario crear situaciones en las que los niños tengan oportunidades para poder practicar la empatía de forma natural. Por ejemplo, se pueden celebrar reuniones familiares e involucrar a los niños para que sean capaces de escuchar y respetar las perspectivas de los demás.


Estos 3 consejos te ayudarán a trabajar esta habilidad fácilmente con los más pequeñitos; recuerda que es algo que requiere mucha práctica. Cabe destacar que hay muchas instituciones como Kinder My Garden, donde ya se están empleando una variedad de técnicas innovadoras diseñadas para cultivar la empatía, desde la literatura y la narrativa, hasta el juego, así como ejercicios diseñados para mejorar las relaciones sociales. Si deseas obtener más información sobre esta institución, puedes seguirlos a través de sus redes sociales.
Los niños aprenden de sus padres y demás adultos a su alrededor. Desarrollarán las cualidades viendo a los demás y experimentando la empatía que los demás tienen con ellos.


Instagram: kindermygarden

Add your thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *